martes, 3 de mayo de 2011

La Transformación de mi madre

Cuándo yo estaba en el ordenador tranquilamente haciendo mis asuntos, se me ocurrió que podía ver la tele. Mi madre estaba en el momento de la siesta cuando yo abrí la puerta de la habitación y me acerque sigilosamente pidiéndole permiso para que me dejara ver la tele. Rápidamente me di cuenta que estaba en un sueño placentero y ya es cuando me dijo: !Calla coño!. De repente, entré en un estado de shock al ver esa contestación por su parte. Cuando está en el momento de la siesta, se transforma en una especie de leona que esta malhumorada por no dejarle echar la siesta tranquila, no se le puede decir nada en ese momento, porque si le dices algo, igual te lanza algún objeto volador que te golpea en tu cabeza y te puedes quedar inconsciente durante varios minuto, o incluso como no te calles y no le dejes  dormir, es capaz de matar a cualquiera que interrumpa ese momento de gozo que vive ella. Así es mi madre. A pesar de todo le quiero.







3 comentarios:

  1. ya puedes estar contento ya, del rugido que te daría yo se te quedaría el cerebro hecho batido de vainilla, los oídos turulatos y pitidoformes y los ojos desorbitados de sus cuencas y orbitando en la luna de espoidomar, ale
    Aupa Asun!! (
    solidaridad de madres incomprendidas)

    ResponderEliminar
  2. firmado:
    Tarrrr

    (que se me olvidó firmar)

    ResponderEliminar
  3. @Elena: Estoy contento de estar contigo en el instituto. No me gruñas Más por favor

    ResponderEliminar

¡Animaos a ponerme comentarios por favor!