martes, 23 de abril de 2019

Ascenso al Monte San Cristóbal


         El monte Ezkaba o de San Cristóbal es una alineación montañosa de 895 m de altitud situada al norte de la ciudad de Pamplona. Por su ubicación y altura, domina la comarca de la capital navarra desde el norte, lo que ha provocado que haya estado siempre muy presente en la vida y la historia de la ciudad. 

         Son dos las denominaciones con las que se conoce a este accidente geográfico. La más antigua es la de monte Ezkaba, de la que hay constancia desde la Edad Media, y son diversas las grafías con las que aparece en la documentación histórica: Ezquaba en el año 1291, Escava en 1294, Eçquava en 1321, Ezcuaba en 1340. Desde el siglo XIX la grafía normalizada es Ezcaba en castellano y, ya desde el XX, Ezkaba. 

Este nombre es compartido con una pequeña población situada en su falda noreste, también llamada Ezcaba, cuyo nombre se documenta desde el siglo XI. Además, es este mismo nombre el que ha dado origen a la denominación del valle situado al norte del monte, Ezcabarte, al que pertenece esta localidad. 

Sin embargo, la denominación más popular es probablemente la de monte de San Cristóbal. Este segundo nombre tiene su origen en la advocación de una ermita que estuvo situada en su cima y de la que hay memoria desde el siglo XIII. (Wikipedia) 
La subida la realizamos en coche. Nos dirigimos al pueblo de Artika, localidad y un concejo del municipio de Berrioplano, Comunidad Foral de Navarra y comenzamos el ascenso. 

Tampoco pasaba nada por subir en coche, pero como tenía en mente ascenderla caminando….

Dejamos el coche y anduvimos por los senderos. Para mí el terreno está en malas condiciones, ya que el camino abrupto que encontramos no era ni mucho menos asequible a mis características. Siempre estás con máxima tensión por si te lesionas y no hay forma de relajarte. A pesar de ello, disfrutamos de las magníficas vistas que se divisaban en el horizonte. 

Después de divisar el hermoso paisaje, descendimos caminado; no todo pero sí un tramo. Así finalizamos el trayecto. 

Saludos. 





sábado, 20 de abril de 2019

Paseo por el Arga (Capítulo 1)


18 de abril 2019 


El Parque Fluvial del Arga es un largo paseo de cerca de 30 km que discurre a orillas del río Arga. Se adentra en Pamplona por las huertas de la Magdalena, cruza el barrio de la Rochapea y tras aproximarse al casco viejo, se aleja por el barrio de San Jorge.

También recorre las orillas de muchas localidades de la Cuenca de Pamplona como Burlata, Atarrabia, Arre, Barañáin o Zizur Mayor.

El recorrido se puede iniciar por diferentes lugares: Irotz, localidad de la Comunidad de Navarra perteneciente al municipio de Esteribar, Sorauren, o bien por Arazuri. (Wikipedia)

Pues bien, Dejamos el coche en Mendebaldea y comenzamos parte de la ruta. La iniciamos en dicho lugar y seguimos hasta la parte de atrás del Polígono de Landaben. Nos dirigimos hacia la parte derecha del camino, ya que como hay distintos recorridos no queríamos cruzar dicho polígono así que como ya he mencionado antes, continuamos el trayecto. ¡Qué preciosidad de paisajes! ¡maravilloso camino!. Posteriormente cruzamos el Puente de Milutze hasta aproximarnos al barrio de San Jorge donde proseguimos el paseo. También pasamos por los Corralillos; fábrica de gas durante el siglo XIX. Fue levantada en 1861 para proporcionar suministro al alumbrado público y a las viviendas particulares de la Rochapea. En 1899, el Ayuntamiento decidió utilizar la fábrica de gas para alojar a los toros castellanos y andaluces que se traían para las fiestas, ya que las ganaderías navarras se ubicaban en los corrales del Sario. Desde entonces, a este espacio se le conoce como corrales del gas. Las instalaciones fueron provisionales hasta 1918, fecha en que se construyeron unos corrales fijos. En 1943 se derribaron los últimos restos de la antigua fábrica y en 2003 se edificaron los corrales actuales. Se compone de seis corrales unidos y uno más al Norte, todos ellos adecuados a las necesidades de los festejos de San Fermín. (Wikipedia) 

Después de la breve explicación sobre los Corralillos del Gas, cruzamos el Puente de Cuatro Vientos para adentrarnos en el barrio de la Rochapea. Allí dejamos el Parque de la Runa, ubicado entre el puente del Vergel y el de Curtidores. El parque está situado entre la Rochapea y Aranzadi. Siguiendo el placentero itinerario y observando el magnífico paisaje que nos rodeaba, atravesamos las huertas ecológicas de Aranzadi hasta adentrarnos en el antiguo molino de Caparroso que ahora es una escuela de piragüismo. Además sacamos unas cuantas fotos, pues no va ser todo pasear; también hay que disfrutar de los coloridos prados verdes, etc..  


               Recorrimos las murallas de Pamplona hasta llegar al Portal de Francia (el más antiguo de los de la muralla de Pamplona y el único de los que quedan en pie que conserva íntegra su estructura original) Dicho portal nos lleva al Casco Antiguo de Pamplona donde dimos por concluida la ruta.


  Y como anécdota muy importante debo señalar que el ayuntamiento ha realizado una magnífica labor, y es que la ruta es muy asequible para personas con movilidad reducida.