viernes, 28 de octubre de 2011

Mi corazón se entristece

Estaba yo un viernes por la tarde en mi ordenador como a las 20:30, cuando un pensamiento llamó a mi corazón diciendo que Jon tenía que hacer algo, estaba aburrido en su habitación. Mientras se dirigía hacia el baño a hacer sus necesidades fisiológicas, él se detuvo en la puerta del servicio, y entonces mantuvo una conversación con su propio pensamiento, y de repente saltaron las palabras de Jon diciendo: Mi vida es un infierno, sin poder respirar el aire y el ambiente de Eratsun y encerrado dentro de un piso sin poder siquiera salir a la calle.
         Necesito urgentemente ir a Eratsun para poder respirar su aire, aquí me agobio, pero no pasa nada. Cuando llegue el viernes que viene, podré disfrutar del magnífico aire de aquel pueblo y al fin me alegraré de poder escuchar la voz de mis adorables primos y demás amigos que tengo allá. Mientras tanto, tengo que seguir sobreviviendo a este sufrimiento que me tortura, es decir en Iturrama, aunque yo prefiera más Eratsun. Por eso hago este escrito.

5 comentarios:

  1. también puedes respirar el aire del mar en Donosti si te vienes a dar una vuelta por la Concha y el puerto con tu anciana y gruñona profesora Tarrr, por ejemplo este domingo, que parece que va a hacer buen tiempo

    ResponderEliminar
  2. @Elena: Creo que mi celulas están respondindo de nuevo.

    ResponderEliminar
  3. @Jon: Eso es que estas vivo y además, te recomiendo que te vayas a mi pueblo Cizur que se esta muy a gusto y tranquilo. En vacaciones te recomiendo al sur Portugla.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. ¡Somos como una ola del mar!

    "Imagínese una ola del mar. Vista de cierto modo, parece poseer una clara identidad, un principio y un fin, un nacimiento y una muerte.

    Vista de otro modo, la ola en sí no existe realmente, pues sólo es el comportamiento del agua, «vacía» de cualquier identidad propia pero «llena» de agua.

    Así, al reflexionar detenidamente sobre la ola, llega usted a percibir que es algo que el viento y el agua hacen temporalmente posible, y que depende de una serie de
    circunstancias en cambio constante.

    Y advierte también que cada ola está relacionada con cualquier otra ola."

    Del Libro Tibetano de la Vida y la Muerte de Sogyal Rimponché.

    :)))

    ResponderEliminar

¡Animaos a ponerme comentarios por favor!