viernes, 3 de abril de 2015

Película: “La mujer de negro, el ángel de la muerte”

            La historia comienza en el año 1941 en Londres con unos niños que vivían en un orfanato. Estos se quedan huérfanos porque perdieron a sus padres en la segunda guerra mundial y no tienen familia. Se encuentran solos y sin cobijo. Afortunadamente, una cuidadora llamada Perkins junto con otra cuidadora les llevan a un pueblo a las afueras de la ciudad. 

         Viajando en el tren la señorita Perkins conoce a un comandante llamado Harry; y juntos empezarán la gran aventura. Y es que al llegar a la estación, les espera un señor que les conducirá a la casa en donde aparentemente estarán seguros, pero los días van pasando y la casa empezará a tener signos de encantamiento.

         Mientras los niños y las cuidadoras duermen, unos espíritus se apoderan de la casa. La señorita Perkins no puede conciliar el sueño y se levanta con cierto temor para averiguar que está ocurriendo. Se oyen ruidos extraños y parece ser que alguien más vive allí. Rápidamente va a pedir a auxilio al señor que les había traído a la casa. El señor le dice a la señorita Perkins que no hay nadie más viviendo en la casa, que son imaginaciones suyas. Además la otra cuidadora comenta que son bobadas, que no existen los fantasmas. Pero de pronto cuando uno de los niños está jugando con los demás al escondite, se cierra la puerta misteriosamente de una de las habitaciones y este niño llamado Eduard se siente agobiado por la situación tensa que vive. Solo, sin compañía y en la habitación oscura y tétrica aparece ante él una extraña sombra que aparentemente no es nadie, pero la Señorita Perkins sospecha que hay alguien viviendo. No sabe si es un fantasma o qué es, pero deja una nota a Perkins en la que se lee: “jamás descansarás, yo te mataré”

         Enseguida las cuidadoras alertan a los niños que no se separen de ellas, ya que en la casa donde viven sospechan que se encuentra algún espíritu. Enseguida llaman al comandante Harry para que investigue acerca del extraño ser que allí vive. Y efectivamente, allí vive el ser temido por todos, la mujer de negro, el ángel de la muerte.

         En la casa nadie se encuentra tranquilo, por lo que Harry les traslada a otro lugar más tranquilo, pero tampoco allí pueden están seguros. Ahora se encuentran en otra casa acompañados por el comandante Harry. De pronto se apagan las luces y entran en una profunda y oscura noche que les deja muy atemorizados. Cuando menos lo esperan ¡zas!, aparece al ángel de la muerte.

         La mujer de negro desaparece entre la niebla llevándose a uno de los niños para endemoniarle. El comandante Harry corre detrás del niño para ver lo que le ha ocurrido y cuando aquel se gira para mostrarle la cara, el comandante Harry corre atemorizado hacia la casa donde están los demás. Les comenta a las cuidadoras y a los otros niños que ha intentado retenerle a la mujer de negro, pero que desgraciadamente se ha llevado a uno de los niños.  

    La mujer negro se fue para nunca volver. Ella se alimentaba de los malos sentimientos. Ahora con la ayuda de Harry están a salvo del peligro que les acechaba.

1 comentario:

  1. No se si podré dormir esta noche......jjjjjjjjjjjjj

    ResponderEliminar

¡Animaos a ponerme comentarios por favor!