lunes, 14 de octubre de 2013

Jon maratoniano

         Este pasado sábado después de ver los festivales de pelota por la tele, salí a hacer futin con la intención de no parar ninguna vez durante 1 kilómetro.
        
         Dado que las cuestas que hay son muy empinadas y encima hay que hacer un gran esfuerzo para subirlas, más yo que con mí equilibro que deja mucho que desear, me tuve que parar en tres ocasiones. Dichoso equilibrio que me da quebraderos de cabeza. 

         Al llegar al pueblo creía que se me iban a cansar lo que más las piernas pero no fue así. Sí, se me cansaron las piernas pero un poquito, lo que más noté era mi capacidad pulmonar.

El esfuerzo que hice era tal que acusé el cansancio pero con ganas de seguir corriendo al día siguiente, ojo!! Esta vez corrí un poco menos, ya que el día anterior el esfuerzo que hice me dejó un poco trastocado.

Así son mis maratones en Eratsun, agradables pero intensos. 

3 comentarios:

  1. ¡Qué gran post y qué deportista eres!

    ResponderEliminar
  2. Te metes casi los mismo kilómetros que yo. Yo hago Pekin Express por Pamplona y alrededores

    ResponderEliminar

¡Animaos a ponerme comentarios por favor!