lunes, 10 de noviembre de 2014

Americano por un día

         A mí cuando llega el 31 de octubre víspera de la celebración cristiana de todos los Santos, se me pone una cierta animación en el cuerpo. Y es que deseo tanto celebrar Halloween, que ese día, el 31 me habría gustado disfrazarme de algo tétrico, como por ejemplo, la figura de la muerte con una guadaña, o si no de zombie atemorizando y haciendo bromas yendo en el profundo silencio de la noche a las casas de aquellas familias que estén tranquilas y provocar un gran susto.

         Aunque Halloween es una fiesta de origen Celta, también se celebra en Canadá, Estados Unidos, Irlanda o Reino Unido, y en menor proporción en España.

         Por eso digo que aunque fuese solo un día, me hubiera gustado ser americano para festejar ese evento tan especial: Halloween.


         Hasta otra amigos.  

6 comentarios:

  1. Yo no soy de disfrazarme pero si tuviera que hacerlo, lo haría de zombie pouqe me gustán.

    Si tú me das un susto, la próxima pensaré cómo y a qué disfrazar o sin eso el devolverte el susto.

    Gran post, Jon :).

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Gonzalo por tu apoyo.

    ResponderEliminar
  3. Aquí organizamos una fiesta en la que participa bastante gente. El año próximo, te vienes, nos ayudas y participas.

    ResponderEliminar
  4. EL AÑO QUE VIENE PUEDES ORGANIZAR UNA FIESTA .UN SALUDO

    ResponderEliminar
  5. Gracias anónimo, otro saludo para tí.

    ResponderEliminar

¡Animaos a ponerme comentarios por favor!