domingo, 25 de octubre de 2015

Ejercicio físico que suele hacer en el gimnasio

            Periodista: hoy Jon sempere os va explicar cómo es su día a día en el gimnasio y el tipo de entrenamiento que hace de lunes a viernes, menos los martes que suele ir a montar a caballo al Club Hípico de Labiano:  

           Jon: empiezo la semana con energías renovadas. En primer lugar, en el proceso de calentamiento, me descalzo y comienzo en el tatami a trotar un poco (unos 3 minutos). Voy disminuyendo la velocidad del trote y empiezo a andar sobre los talones y puntetas para fortalecer la zona de los gemelos. Además cuando hago ese ejercicio intercambio con una serie de zig-zag para que mejore mi estado físico, y sobre todo, el estado de mi equilibrio que requiere mucha atención y mucha coordinación.

         Al acabar dichos ejercicios, me pongo a realizar sentadillas, abdominales, flexiones, lumbares, y sobre todo, calentar la zona de la cintura (core) que es muy importante para mí, ya que es uno de mis puntos débiles y sobre la cual tengo que trabajar más. Estoy en ello.

         Estiro también la parte de los abductores y además doy pequeños saltos sobre el tapiz del tatami. Los ejercicios que acabo de citar los suelo hacer durante 20 minutos aproximadamente.

         Una vez finalizado el proceso de entrenamiento en el tatami, me pongo manos a la obra con la bici estática. Son 20 minutos los que hago.

         Termino de hacer bici y me sumerjo en el levantamiento de pesas durante 30 ó 35 minutos. En total estoy en el gimnasio 1 hora y 15 minutos dándolo todo y pasándomelo bien con el trabajo que realizo, que creo que lo hago lo mejor que puedo.

     Periodista: Muchas gracias a Jon por tomarse su tiempo en explicarnos el entrenamiento que hace. Saludos.

miércoles, 21 de octubre de 2015

Primera competición de la temporada

Estuvimos mi ama y yo el sábado en el Club Hípico de Añezcar. Fuimos para las 17 horas a presenciar a los diversos competidores que participaban en diferentes grupos, y también para ver cómo se encontraba el caballo Amets. 

         Observamos cómo luchaban los demás contendientes en sus pruebas.

Luego nosotros nos pusimos a calentar para salir enchufados a la pista y hacer la prueba bien.

         Nosotros competíamos en el grupo 1 A dentro de los paraecuestres. Mi compañera de entrenamiento Amaia Unzue salió a las 18 horas a realizar su correspondiente reprís con el mismo caballo con el que yo salía, con Amets. La prueba la hizo bien. A continuación me tocó hacerlo a mí, que lo hice bastante mejor de lo que yo hubiera pensado. Los jueces nos dieron la misma puntuación.       Antes de ir a recoger los trofeos, debatimos quién saldría cabalgando en Amets. Como yo estaba montado en él, lo hice yo. Estábamos alrededor de 15 participantes esperando a que nos dieran nuestras respectivas medallas. Yo pensaba que lo había hecho regular, pero según el criterio de los jueces quedé 1º clasificado del grupo I. Amaia quedó 2ª clasificada.

         Nos despedimos hasta el día siguiente que volvimos a vernos las caras en Añezcar. Estuvimos atentos observando a los jinetes como trabajaban en la pista.                         Posteriormente iniciamos el proceso de calentamiento.

         Cuando estábamos preparados salimos a la pista a hacer lo mejor posible nuestro trabajo. El primero en salir fui yo. Y la verdad es que lo hice francamente mal, ya que tanto el caballo como el jinete no hicimos un buen papel. Amets estaba un poco más lento que el día anterior, y para colmo se paró. El jinete tampoco tuvo día. Conclusión, un auténtico desastre. Por eso quedé el 2º clasificado y Amaia la 1ª porque lo hizo mucho mejor que yo. El caballo iba mucho más fluido y no se paraba tanto.


         Ahora toca mirar hacia adelante y mejorar más para otras posibles competiciones que nos toquen. Estoy seguro que lo conseguiremos. 
    
        Hasta otra. 

miércoles, 14 de octubre de 2015

Solo ante el peligro

Miércoles 7 de octubre del 2015


         Siempre voy con máxima ilusión a hacer deporte físico al gimnasio.

         Hoy me he levantado a las 8 horas de la mañana para estudiar el temario del cuerpo humano, y también algunos aspectos relacionados con la nutrición.

Posteriormente me he preparado para ir al gimnasio. Me he lanzado de nuevo a la gran aventura de ir en el autobús nº2 hasta el gimnasio Jolaskide (Calle Sangüesa, 13).                No ha habido ningún altercado por el trayecto, ni tampoco cuando he subido al transporte comarcal.

         Tengo que señalar que ya he ido un par de veces o tres en el urbano, y por eso he señalado de “nuevo”

         Me he bajado en la parada correspondiente (Plaza de la Cruz). He seguido el camino hasta llegar al gimnasio. Una vez dentro he encendido las luces y he comenzado con normalidad a hacer gimnasia.

         Durante 1 hora y 27 minutos he estado concentrado haciendo deporte dándolo todo en cada ejercicio. 

         Después de acabar los ejercicios, he pensado: ¿Por qué no ir caminando solo hasta casa? Pero… Me ha llamado mi tío Oscar para ofrecerme su compañía. Por supuesto que le he dicho que sí. Así que ha venido a acompañarme, y de paso hemos ido caminando los dos hasta casa.

         Hubiese ido encantado andando despacio yo solo, pero… otra vez será.

         Un saludo. 

miércoles, 7 de octubre de 2015

Erramun Martikorena y el Orfeón Pamplonés

         lunes 5 de octubre

        Erramun Martikorena (Baigorri, Baja Navarra, nacido en 1943, es un cantante vasco que compone canciones vascas. Su bella voz es famosa. En el año 2004 dejó de hacer apariciones en público, pero desde 2008 ha vuelto a mostrarse en público. 

Erramun Martikorena ha tenido muchos seguidores. Suele cantar canciones populares sobre todo, a cappella. Con su extraordinaria voz, la canción "Xalbadorren heriotzean" (la enfermedad de Xalbador) del poeta y cantautor vasco Xabier Lete, que falleció, la hizo famosa.


         Ayer a las 19 horas en el Teatro Gayarre de Pamplona (Av de Carlos III), mis aitas y yo disfrutamos de una maravillosa tarde en compañía del compositor y cantante Erramun Martikorena, y el Orfeón Pamplonés.

         Primero Erramun estuvo actuando solo recitando algunos bertsos que creo que nos dejó alucinados a todos y sobre todo, admirados con su potente voz.

         Después de su entrada en solitario se unió el Orfeón Pamplones que junto a Erramun Matikorena y el director de orquesta nos deleitaron con unas series de canciones y bertsos que nos entusiasmaron a todos.

         El acto duró una hora y media y mereció la pena. El público les elogió con muchos aplausos.  

         Hasta otra.