jueves, 24 de enero de 2013

Jon entristece


         Esta historia que os voy a contar es real.
         El lunes pasado mi ama y yo nos enfadamos porque yo quería ir al gimnasio a las 17:30 pero teníamos que pasar por Macro. Se enfadó conmigo y no me llevó al gimnasio. Qué egoísta fui aquel día.
         ¿Cuándo podremos perdonarnos e ir de nuevo al gimnasio? Pues bien, yo estoy añorando ir. De momento no puedo. Estoy castigado. Ahora mismo, el gimnasio para mí es fundamental para mantener mi estado físico y  relajarme. Mi corazón está muy triste. De momento solo puedo ir este sábado y el domingo con mi tío Oscar.
         Quiero que me perdones ama y pedirte disculpas por haberte tratado de esta manera. Deseo ir todos los días al gimnasio de lunes a viernes e intentar ser menos egoísta. ¡Maldito egoísmo! 

1 comentario:

  1. Vas a tener que currártelo para que tu ama te perdone, un besote guapo, te quiero.

    ResponderEliminar

¡Animaos a ponerme comentarios por favor!